Cómo reemplazar un teléfono, tablet u otro dispositivo perdido, robado o roto

Existen varias opciones para reemplazar tu teléfono u otro dispositivo. Elige el problema que estás teniendo para ver las opciones:

Esta lista incluye las situaciones más comunes que pueden surgir con un dispositivo. Si experimentas una situación única que no figura en la lista anterior, prueba nuestro Asistente para diagnóstico de problemas.

Notas:

Defecto de fábrica

Un defecto de fabricación es algo que está mal con el dispositivo en sí (por ejemplo, desperfecto eléctrico o mecánico). No incluye daños físicos causados por factores externos (por ejemplo, daños por agua, pantalla quebrada, etc.).

Tus opciones de reemplazo se basan en cuánto tiempo ha pasado desde que compraste el dispositivo y si tienes protección del dispositivo.

Dispositivo perdido o robado

Si te roban o pierdes tu dispositivo:

  1. Intenta ubicar tu dispositivo.
  2. Si no encuentras el dispositivo, suspende el servicio temporalmente para evitar que se use sin autorización.
  3. Reemplaza el dispositivo de una de las siguientes maneras:
Dispositivo dañado

Las siguientes opciones se aplican si tu dispositivo tiene cualquier tipo de daño físico, como una pantalla rota o daño causado por líquidos. Tus opciones de reemplazo se basan en si tienes protección del dispositivo o no:

isTealiumFlag=true